Parafina

"Gafas hechas para durar"

Fon de Luján

fundador de Parafina

Atrás

Parafina

El mundo de la basura es un sector muy rentable. En Parafina trabajan con 26 vertederos y 13 plantas de reciclaje a nivel mundial. Ellos tienen claro su objetivo: unas gafas ecológicas que combinan la alta tecnología de fabricación con una gran tradición artesanal. Hablamos con Fon de Luján, uno de sus fundadores, que nos explica su proyecto y cómo ha llegado hasta aquí.

10 de diciembre de 2018

¿Cómo surge vuestra idea del negocio?

Todo comenzó en 2010, cuando dos desconocidos, Alfonso de Luján Said y Samuel Soria Santos, coincidieron trabajando en un banco de renombre en Suiza para hacer unas prácticas. Samuel cursaba un máster en Estados Unidos y entre su primer y segundo año era imprescindible realizar unas prácticas laborables, mientras que Alfonso, empezaría ese otoño su último curso en la universidad y vio la oportunidad de realizar unas prácticas en la banca. 

Cuatro años después de forjar una gran amistad nace Parafina, una marca que trabaja en desarrollar gafas que combinen materiales únicos y ecológicos con funcionalidad y diseño. Todas sus colecciones, inspiradas en el mar y en la naturaleza, combinan alta tecnología de fabricación y una gran tradición artesanal. Parafina personifica el estilo clásico con una continua evolución a través de nuestro incansable espíritu pionero e innovador, sin precedentes en la industria óptica.

Háblanos de los principales hitos y de las dificultades y oportunidades que os habéis encontrado

Emprender nunca es fácil. Son muchas las dificultades a las que nos tenemos que enfrentar cada día para que Parafina crezca y se consolide. La industria óptica es un sector competitivo y muy parecido a un oligopolio donde grandes grupos controlan la mayoría de las marcas del mercado. 

Aun así tenemos un producto y una filosofía de marca que enamoran y fidelizan a nuestros clientes. Al año de lanzar la marca ya estábamos presentando nuestras colecciones, en parte gracias a Enisa, en las semanas de la moda de París, Milán, Nueva York y Los Ángeles.

Vuestra apuesta de valor y diferenciación

Sin duda el producto y la filosofía de marca. Poder crear algo a partir de lo que eran residuos es algo increíble. Actualmente tenemos vertederos repartidos por todo el mundo que nos suministran basura y nosotros la convertimos en gafas con historia. Muchas de ellas son muy flexibles, por lo que las hace prácticamente indestructibles. Otras en cambio flotan o son hipoalergénicas. 

Además de esto, en Parafina donamos un 5% del precio de cada gafa a nuestro propio Proyecto Social, que consiste en ayudar a niños con escasos recursos económicos o en riesgo de exclusión social a tener una educación estable y de calidad.

Hoy en día el programa financia más de 600 becas escolares en la barriada de Fátima a las afueras de la capital paraguaya. Además, la firma colabora con distintas iniciativas sociales como el programa de investigación de cáncer de mama de la AECC, que recaudó en 2017 más de dos millones de euros, o llevando ayuda quirúrgica visual al cuerno de África de la mano de la Fundación Barraquer.

¿Qué supuso la financiación de Enisa?

La financiación de Enisa nos ayudó muchísimo a nuestra expansión internacional, gracias a ella financiamos la presentación de Parafina en Estados Unidos, Francia e Italia. Además, gracias a Enisa el mercado internacional representa el 70% de nuestras ventas hoy en día y pasamos de vender 1.500 piezas en 2014 a 150.000 unidades a finales del 2018.

¿Cómo veis el futuro?

Seguimos cerrando acuerdos de distribución en países clave como Estados Unidos, Australia o Italia. Además de esto, en el primer trimestre del 2019, abriremos nuestras primeras dos tiendas físicas propias. 

Del mismo modo, también planeamos ir introduciendo nuevos materiales reciclados en nuestras gafas para que los consumidores nos sigan considerando un referente en moda sostenible.

Tres consejos para llevar a cabo un proyecto empresarial.

  • Contar con un buen equipo que sea capaz de sacar el trabajo adelante de manera independiente y autónoma. Para nosotros esto ha sido y es clave. 
  • Creemos que la idea no es lo más importante, sino la manera en la que empujas e impulsas esa idea hasta que sea tangible en la sociedad. 
  • Es clave contar con una buena planificación y el trabajo orientado a objetivos.